Parroquia Santo Tomás de Villanueva

Agustinos Recoletos. Dirección: Calle Recoletos 2 18004 Granada

+34 958 095 807

Recibir las novedades en mi email.

Imágenes

Videos

Horarios

L:

M:

X:

J:

V:

S:

D:

Agenda

calendar

20-10-2019

El Próximo Domingo día 20 celebraremos el Día del DOMUND, la colecta será para la Evangelización de los pueblos.

calendar

20-10-2019

El próximo día 20 celebramos también la Fiesta de santa Magdalena de Nagasaki patrona de la Fraternidad Seglar Agustino recoleta. No se puede celebrar la Fiesta litúrgica al coincidir en domingo, pero sí celebraremos una Eucaristía a las 19:00 Hs.

calendar

Del 29-09-2019 al 31-10-2019

Iniciamos el mes del Rosario, en la parroquia se reza todos los días antes de la Misa de la tarde. Oremos con esta Hermosa oración mariana.

calendar

Del 08-09-2019 al 07-06-2020

Horario de Misas de Invierno:

 

  • DOMINGOS Y DÍAS DE PRECEPTO: 10; 11:30; 13:00; 19:00 y 20:00
  • DE MARTES A SÁBADO: 9:00 Y 19:30
  • LUNES: 9:00 Y 18:30
calendar

Del 08-09-2019 al 06-07-2020

Horario de Confesiones, media hora antes de la celebración de cada Eucaristia.

Enlaces

link

Orden de Agustinos Recoletos.

link

Provincia de Santo Tomás de Villanueva.

link

Colegio Santo Tomás de Villanueva.

link

Blog de la Parroquia

link

El Vaticano

link

Archidiócesis de Granada

link

El tiempo

Actualidad

2019

13-10

REFLEXIÓN PARA EL DOMINGO 13 DE OCTUBRE

1.- "¿Qué tienes que no hayas recibido gratis?". En esta sociedad pragmática en la que nos ha tocado vivir se valora a la persona sólo por lo que tiene: "tanto tienes, tanto vales". Y además, se supone, que todo lo que tienes lo has conseguido por méritos propios, gracias al esfuerzo que has puesto. Parece que "todo nos es debido". No se valora una cosa hasta que la perdemos, ocurre con la salud y con otros bienes a los que "tenemos derecho". Esto puede observarse en ciertas actitudes de los niños y jóvenes con respecto a sus padres. Es la cultura de la "exigencia". Hemos perdido el sentido de la gratitud, del agradecimiento. A nivel de nuestra práctica religiosa es más frecuente pedir que dar gracias. Cuando estamos en apuros solemos "aplicar misas", pero ¡cuánto trabajo nos cuesta agradecer la ayuda que recibimos! Sin embargo, de "bien nacidos es ser agradecidos". Todo lo hemos recibido gratis: la fe, la salud, la vida, los padres, el amor.

Recuperemos la actitud de agradecimiento. No olvidemos que Eucaristía significa "buena gracia", acción de gracias. Por eso nos reunimos todos los domingos, para agradecer a Dios el don de nuestra fe. A Él le debemos, como dice San Agustín "la existencia, la vida y la inteligencia; a Él le debemos el ser hombres, el haber vivido bien y el haber entendido con gratitud. Nuestro no es nada, a no ser el pecado que poseemos. Pues ¿qué tienes que no hayas recibido? ". El santo obispo de Hipona recomienda curarnos de la enfermedad de la altivez y de la ingratitud y elevar nuestro corazón purificado de la vaciedad y dar gracias a Dios.

2.- "El Señor revela a las naciones su salvación". Naamán, el general sirio, aprendió el significado de la humildad cuando tuvo que obedecer al criado del profeta y bañarse siete veces en el río Jordán, excluyendo a todos los ríos de su tierra. Naamán reconoce que la curación se debe a Dios. El milagro no es su curación, sino la doble confesión de fe de Naamán. Reconoce la gracia y la fuerza curativa del Dios de Israel. "Reconozco que no hay dios en toda la tierra más que el de Israel". La petición de una carga de tierra refleja la sinceridad de su conversión. Responde a la mentalidad de que una divinidad sólo puede ser adorada en la tierra en la que se ha manifestado, y a la convicción de que una tierra donde se practica el culto idolátrico queda profanada. El texto del Libro Segundo de los Reyes enseña que la salvación es para todos los hombres sin distinción de raza, lengua o religión como proclama el salmo 97, "el Señor revela a las naciones su salvación".

3.- Ser agradecidos. De los diez leprosos curado por Jesús, solo uno vuelve a darle gracias. Los otros nueve siguen anclados en la servidumbre del cumplimiento de la Ley. Vuelven al templo a cumplir las prescripciones rituales. Sólo uno, precisamente un extranjero samaritano, se da cuenta de la grandeza de su curación y vuelve para dar gracias a Jesús. Se produce entonces el milagro: el encuentro con Jesús y su transformación en persona nueva. Sólo este se vio plenamente renovado, pues "su fe le había salvado". Recuerdas cuando de niño tus padres te decían después de recibir un regalo "¿Cómo se dice?". Y tú contestabas con una sonrisa y un beso: "GRACIAS". Sé agradecido, reconoce todo lo que has recibido gratis ý sé generoso sin esperar nada a cambio. El Papa Francisco cuenta que una vez una anciana le dijo que “la gratitud es una flor que florece en tierra noble”. El que sabe agradecer vive otros muchos valores.

2019

05-10

REFLEXIÓN PARA EL DOMINGO 6 DE OCTUBRE

"El justo vivirá por la fe". La profecía de Habacuc plantea el eterno problema del sentido del mal en el mundo. Es el grito desesperado: "¿Hasta cuándo clamaré, Señor, sin que me escuches? El profeta contempla y sufre desgracias, trabajos, violencias, catástrofes, luchas y contiendas. ¿Dónde está Dios?, ¿Hay noticias suyas?, ¿Qué hemos de responder ante estos interrogantes? Dios es quien da la única respuesta posible: "El justo vivirá por la fe". Es la fe el don de Dios que Timoteo debe reavivar según Pablo. Creer es confiar es fiarse de Alguien, Jesús de Nazaret, que no puede defraudarte porque es garante de salvación. Recuerdo la famosa parábola brasileña de la huella en la arena. En los momentos felices hay dos pares de pisadas, pero cuando peor lo estaba pasando el protagonista sólo había un par: era la huella de Dios que te llevaba sobre sus brazos cuando tus fuerzas habían decaído.

2.- Una fe que no es comprometida no es auténtica. Es la hora urgente de ser consecuentes con las exigencias de nuestra fe. Lo recuerda Pablo en la Carta a Timoteo. No tenemos que tener miedo a dar razón de nuestra fe y dar la cara en los duros trabajos del evangelio. Quizá las situaciones difíciles y duras que se nos avecinan sean un acicate y una oportunidad para despertar nuestra fe adormecida. Cuando todo va bien políticamente decae el compromiso y la autenticidad. No vale lamentarse, tampoco sirve emprender una cruzada para recristianizar. Lo que hay que hacer es ser coherentes con nuestra fe. Entonces seremos fermentos en medio de la masa. Más claro no lo puede decir San Pablo a Timoteo: "no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor", "toma parte en los duros trabajos del Evangelio, según la fuerza de Dios", "vive con fe y amor en Cristo Jesús". "guarda este precioso depósito". Lo que nunca nos va a faltar es la ayuda del Espíritu Santo, "que habita en nosotros". Y todo ello realizado con humildad, pues podremos decir "que hemos hecho lo que teníamos que hacer".

3.- Fe es adhesión personal a Jesucristo. Con ella superaremos todo. Es lo que nos enseña el Evangelio de hoy y lo que nos dice la Madre Teresa de Calcuta en una preciosa oración: "¿La fuerza más potente del mundo?: La fe". El que tiene fe consigue el objetivo que se propone. Un pesimista no vale para trabajar en el Reino de Dios. Con la fe todo es posible, hasta arrancar moreras y plantarla en el mar. Que los tiempos son difíciles, lo sabemos. Pero tenemos que estar convencidos de que merece la pena seguir luchando por la implantación de la civilización del amor. Aunque pasemos penalidades nos daremos cuenta de que es posible un mundo nuevo si yo experimento la fuerza de saberme amado por Dios y transmito esta misma certeza a los que me rodean. Debemos vivir desde la fe en Jesucristo, no desde una vivencia puramente sociológica de la religión. En el nivel religioso representa una necesidad sicológica del hombre y el nivel de fe una adhesión incondicional a una persona. El nivel religioso busca un esquema de verdades que proporcionen una seguridad o tranquilidad al individuo, y el nivel de fe busca una vivencia espontánea y sin miedo al riesgo. El nivel religioso prefiere los mandamientos como programa, y el nivel de fe escoge las bienaventuranzas. El nivel religioso tiene por meta los actos de culto y para el nivel de fe la meta es la militancia comprometida. El nivel religioso representa el mantenimiento de la cultura establecida, y el nivel de fe representa la conciencia crítica de cualquier cultura. El nivel religioso se aproxima a la denominación actual de "cristiano-católico", y el nivel de fe a la de "cristiano-creyente".


El Párroco

Ángel Antonio García Cuadrado

644670160

psantotomasdevillanueva@gmail.com

sacerdote de la parroquia

El Obispo

Mons. Javier Martínez Fernández

info@arzobispodegranada.es

Secretaría: +34 958 216 323

Obispo de la Diócesis Archidiócesis de Granada (España)

Archivos

link

Hoja dominical XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario 2019

link

Hoja dominical XXVII Domingo del Tiempo Ordinario 2019

link

Hoja dominical XXVI Domingo del Tiempo Ordinario 2019

link

Hoja dominical XXV Domingo del Tiempo Ordinario 2019

link

Hoja dominical XXIV Domingo del Tiempo Ordinario, Día de la virgen de las Angustias. 2019

link

Hoja dominical XXIII Domingo del Tiempo Ordinario 2019

Escribir Correo Electrónico

Nombre:

Email:

Asunto del email:

Contenido:

Información Legal

tablon de carteles